C/ Arenal, 2 - Planta 4ª, Dpto. 1, 48005 Bilbao
info@clinicaarriaga.com
944 793 663
Seguros - IMQ - ASEFA - PODOLRED - ASISA
mar 4

Drenaje linfático, un masaje especial

Drenaje linfático, un masaje especial

Dentro del amplio espectro de tipos de masajes, nos encontramos con el drenaje linfático manual (DLM). Este masaje no es como los demás. No trata los músculos. Si estás con ellos a fondo, no estás haciendo DLM.
Para empezar, definamos esta técnica: El DLM es un conjunto de maniobras indoloras, suaves y con un orden determinado, para ayudar a eliminar edemas.

Bien, una vez definido, recordamos que nos suena de algo. Actualmente, la mayoría de la gente lo asocia a los linfedemas postmastectomía y radioterapia –su secuela más importante-. Y también lo conocen como el tratamiento posterior a la lipoescultura (liposucción clásica, cavitación, refining). Pues ayuda a eliminar los productos de desecho (nódulos de grasa, exceso de líquido, células, proteínas, etc) que permanecen en la zona intervenida y que pudieran interferir en el correcto proceso evolutivo.

¿QUÉ ES LA LINFA Y EL LINFEDEMA?
La linfa, ese líquido cuyo exceso queremos eliminar, es un líquido blanquecino que se localiza en casi todos los tejidos, entre las células. A su través se realizan los procesos de nutrición de las células y la eliminación de sus desechos.
El linfedema, independientemente de su origen, es el aumento de este líquido en una o varias zonas del organismo. Dificultando sus funciones vitales, a nivel intersticial.
Una vez que ha sido diagnosticado, un fisioterapeuta especializado, se encarga de cuantificarlo, tratarlo y seguirlo. Su arma: el DLM, las medidas de contención/comprensión, los ejercicios y las recomendaciones para la vida diaria.

EFECTOS DEL DLM
Sus efectos se observan tanto a nivel local como general.
Limpia y drena los tejidos, favoreciendo su nutrición, oxigenación y evacuación de productos de desecho –fisiológicos y/o postquirúrgicos-.
Mejora la microcirculación y aumenta el número de canales de drenaje, por lo que desinflama, disminuyendo el volumen de la zona y el dolor que esto provoca.
También potencia los efectos de los sistemas inmunológicos y s. Nervioso parasimpático.
Secundariamente regula el tono muscular y da lugar a un más que beneficioso efecto relajante.

INDICACIONES
Ya sólo leyendo sus beneficios, podemos intuir muchas indicaciones, pues no sólo es útil para los linfedemas post cáncer de mama, o lipoescultura.

Procesos que cursen con edemas distales, como las piernas hinchadas por patologías vasculares, retención de líquidos, etc.
Edemas locales postraumáticos o postquirúrgicos.
Linfedemas primarios.
Durante el embarazo: para descargar las piernas y para los edemas que suelen aparecer a lo largo de la gestación.
La relajación que provoca ayuda en casos de estrés y ansiedad.
Patologías de dermis y epidermis: s. Sudeck, celulitis, lipedemas, úlceras por presión, cicatrices…

 

CONTRAINDICACIONES
Existen cuadros que contraindican su uso, de manera definitiva o temporal. Hay que conocerlas:

  • S. del seno carotídeo
  • Linfangitis
  • Erisipela
  • Infecciones de la piel
  • Flebitis, trombosis, tromboflebitis
  • Tumores malignos
  • Insuficiencia cardíaca descompensada
  • Eccemas agudos
  • Varices tortuosas y con relieves
  • Insuficiencia renal crónica
  • Inflamaciones agudas

En una sesión de drenaje hay un rito, unas características importantes: la preparación del paciente, la relajación, el ambiente tranquilo y confortable. El diagnóstico de las zonas a tratar y cómo tratar y el masaje de drenaje en si. Todo dispone la ocasión, para disfrutar de un tratamiento del que saldremos inmediatamente beneficiados.

www.fisioenap.com