C/ Arenal, 2 - Planta 4ª, Dpto. 1, 48005 Bilbao
info@clinicaarriaga.com
944 793 663
Seguros - IMQ - ASEFA - PODOLRED - ASISA
oct 2

¿Cómo saber si necesito plantillas ortopédicas?

Las plantillas ortopédicas son de gran ayuda para corregir o aliviar determinadas condiciones podológicas, con el fin de mejorar nuestra calidad de vida y permitirnos andar sin sentir molestias. Y es que los problemas podológicos no sólo afectan a nuestros pies, sino que también pueden tener su impacto en articulaciones como los tobillos, rodillas, cadera o espalda. Pero no siempre resulta sencillo saber si necesitas plantillas ortopédicas, por eso te damos algunas señales que pueden indicar que es momento de consultar a un podólogo.

  1. Es muy importante tomar en cuenta que solo un podólogo, tras una revisión detallada, puede indicarnos cuándo necesitamos usar plantillas ortopédicas. No es recomendable adquirir plantillas genéricas o usar las de otra persona para aliviar problemas o molestias, pues éstas son realizadas de forma personal para adaptarse a nuestro pie y corregir o aliviar los problemas que podamos tener.
  2. Las plantillas ortopédicas sirven para equilibrar y distribuir la carga que deben soportar nuestros pies, que muchas veces debido a determinadas condiciones o hábitos se encuentra desequilibrada, ocasionando distintos problemas podológicos y articulares.
  3. También ayudan a prevenir lesiones y mejorar las molestias que se puedan tener. Normalmente quienes sufren de , pie cavo,pie plano, espolones, lesiones en la planta o pie diabético, suelen necesitar plantillas ortopédicas para corregir, aliviar o reducir las lesiones y dolores. espolones
  4. Si estás experimentando molestias en los pies, cansancio exagerado al caminar, fatiga, dolor en las articulaciones, desgaste irregular en tus zapatos o cualquier otra condición podológicas, es conveniente visitar a un especialista, pues es muy posible que tras una revisión, tu problema pueda aliviarse con el uso de plantillas ortopédicas.
  5. No hay que olvidar que para que las plantillas ortopédicas funcionen de forma efectiva debemos elegir los zapatos adecuados. Utilizar calzado para plantillas es muy recomendable, pues se trata de diseños que permiten la perfecta instalación de las mismas sin generar molestias o roces en los pies, de esta forma garantizamos resultados efectivos y beneficiosos.
may 17

Posturas para dormir

Una guía práctica de las mejores posturas para dormir y de cuidar nuestra columna vertebral.

Ergonomía para dormir

mar 4

Drenaje linfático, un masaje especial

Drenaje linfático, un masaje especial

Dentro del amplio espectro de tipos de masajes, nos encontramos con el drenaje linfático manual (DLM). Este masaje no es como los demás. No trata los músculos. Si estás con ellos a fondo, no estás haciendo DLM.
Para empezar, definamos esta técnica: El DLM es un conjunto de maniobras indoloras, suaves y con un orden determinado, para ayudar a eliminar edemas.

Bien, una vez definido, recordamos que nos suena de algo. Actualmente, la mayoría de la gente lo asocia a los linfedemas postmastectomía y radioterapia –su secuela más importante-. Y también lo conocen como el tratamiento posterior a la lipoescultura (liposucción clásica, cavitación, refining). Pues ayuda a eliminar los productos de desecho (nódulos de grasa, exceso de líquido, células, proteínas, etc) que permanecen en la zona intervenida y que pudieran interferir en el correcto proceso evolutivo.

¿QUÉ ES LA LINFA Y EL LINFEDEMA?
La linfa, ese líquido cuyo exceso queremos eliminar, es un líquido blanquecino que se localiza en casi todos los tejidos, entre las células. A su través se realizan los procesos de nutrición de las células y la eliminación de sus desechos.
El linfedema, independientemente de su origen, es el aumento de este líquido en una o varias zonas del organismo. Dificultando sus funciones vitales, a nivel intersticial.
Una vez que ha sido diagnosticado, un fisioterapeuta especializado, se encarga de cuantificarlo, tratarlo y seguirlo. Su arma: el DLM, las medidas de contención/comprensión, los ejercicios y las recomendaciones para la vida diaria.

EFECTOS DEL DLM
Sus efectos se observan tanto a nivel local como general.
Limpia y drena los tejidos, favoreciendo su nutrición, oxigenación y evacuación de productos de desecho –fisiológicos y/o postquirúrgicos-.
Mejora la microcirculación y aumenta el número de canales de drenaje, por lo que desinflama, disminuyendo el volumen de la zona y el dolor que esto provoca.
También potencia los efectos de los sistemas inmunológicos y s. Nervioso parasimpático.
Secundariamente regula el tono muscular y da lugar a un más que beneficioso efecto relajante.

INDICACIONES
Ya sólo leyendo sus beneficios, podemos intuir muchas indicaciones, pues no sólo es útil para los linfedemas post cáncer de mama, o lipoescultura.

Procesos que cursen con edemas distales, como las piernas hinchadas por patologías vasculares, retención de líquidos, etc.
Edemas locales postraumáticos o postquirúrgicos.
Linfedemas primarios.
Durante el embarazo: para descargar las piernas y para los edemas que suelen aparecer a lo largo de la gestación.
La relajación que provoca ayuda en casos de estrés y ansiedad.
Patologías de dermis y epidermis: s. Sudeck, celulitis, lipedemas, úlceras por presión, cicatrices…

 

CONTRAINDICACIONES
Existen cuadros que contraindican su uso, de manera definitiva o temporal. Hay que conocerlas:

  • S. del seno carotídeo
  • Linfangitis
  • Erisipela
  • Infecciones de la piel
  • Flebitis, trombosis, tromboflebitis
  • Tumores malignos
  • Insuficiencia cardíaca descompensada
  • Eccemas agudos
  • Varices tortuosas y con relieves
  • Insuficiencia renal crónica
  • Inflamaciones agudas

En una sesión de drenaje hay un rito, unas características importantes: la preparación del paciente, la relajación, el ambiente tranquilo y confortable. El diagnóstico de las zonas a tratar y cómo tratar y el masaje de drenaje en si. Todo dispone la ocasión, para disfrutar de un tratamiento del que saldremos inmediatamente beneficiados.

www.fisioenap.com

feb 27

Cuidado con el uso de tacones altos

1174931569_extras_ladillos_1_0

Culturalmente siempre se asocia la elegancia con los tacones altos en el caso de las mujeres. La mayoría de ellas utilizan tacones para trabajar, caminar, salir de fiesta… Y es que es cierto que dan la sensación de tener la pierna más larga y estilizar la figura, pero son más los perjuicios que causan que los beneficios.

Normalmente las mujeres que utilizan zapatos con tacones muy altos acaban desarrollando un sin fin de trastornos que acaban traduciéndose en dolores, no solamente en los pies, sino en zonas como la columna o las piernas. En los tacones como en todo es importante mantener la justa proporción y no excedernos en su uso o altura, ya que demasiados años maltratando de esta manera a nuestro cuerpo pueden pasar factura.

Normalmente dos son los flancos que inciden directamente en el maltrato de los pies. Por un lado las punteras son demasiado estrechas para aguantar los pies, y por el otro los tacones demasiado altos. Normalmente lo recomendado por los podólogos es utilizar un tacón que no supere los tres centímetros y que sea ancho abarcando todo el talón. Pero la realidad y las modas son otras, pues se usa un tacón mayor y cada vez más estrecho.

Andar con tacones obliga a desplazar el peso del cuerpo hacia adelante, siendo los dedos del pie y el empeine los que soportan todo el peso del cuerpo cargando la tensión en esta zona, lo que lleva a que los pies se hinchen y nos molesten, ya que el peso no se reparte a lo largo de toda la superficie. Esta situación repetida durante años es lo que hace que se generen trastornos en los huesos de los pies como juanetes, dedos de martillo… Estos problemas se derivan de un desplazamiento de los huesos de los dedos hacia fuera debido a la sobrecarga.

Pero la cosa no queda ahí, ya que el uso continuado de tacones en muchas casos hace que las piernas no caminen de forma normal, sino que se tiende a arquear a la altura de las rodillas incidiendo en esta zona y trasladando la presión. Esta fuerza constante en las rodillas puede ser el detonante de un desgaste de esta articulación derivando en una artrosis prematura.

Además, muchas mujeres tienden a arquear la espalda para mantener el equilibrio a la hora de andar con tacones, lo que influye directamente en la postura y en la sobrecarga lumbar y cervical que aumenta. De esta manera los dolores de espalda pueden ser habituales y llegar a causar molestias crónicas en esta parte de nuestro cuerpo.

Sí que es cierto que muchas mujeres aguantan mejor que otras el equilibrio y por lo tanto los daños no son los mismos. Además, el uso de un calzado más cómodo que reparte mejor el peso del cuerpo a pesar de llevar tacón alto es primordial. Aunque desde luego si notamos molestias al usar tacones y los pies se nos hinchan y duelen es mejor no seguir con ellos y usar un calzado más bajo y cómodo para evitar futuros problemas.

 

www.vitonica.com